Reserva de la biosfera de la Mariposa Monarca

La reserva de la biosfera de la mariposa monarca es un espacio territorial que abarca parte del Estado de México y Michoacán en el país Azteca. Este lugar ocupa una extensión de 56259 hectáreas de tierra en medio de maravillosas montañas con una vegetación espesa en las que abundan árboles y otras especies vegetales de gran valor. 

Reserva de la biosfera

Es justo a 100 kilómetros al noreste de la Ciudad de México que se ubica la reserva de la biosfera de la mariposa monarca. Un lugar tan valioso que hoy en día es considerado y fue declarado como patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Esta reserva es un ejemplo claro de lo variada que es la naturaleza en México; pues Incluso en las montañas que lo rodean se pueden encontrar diferentes microclimas que le dan al ambiente un toque más increíble. Sumado a la flora, la fauna del lugar no se queda atrás; en especial la importante cantidad de oyameles que crecen y se desarrollan en el lugar teniéndolo como su hábitat principal. 

Fue el día 8 de julio del año 2008 cuando esté lugar de México fue declarado como bien natural o patrimonio de la humanidad por parte de la UNESCO. El criterio utilizado para ser acreedora a la reserva de dicho título fue la estética excepcional de su belleza natural; pues incluso antes de aquel nombramiento la reserva de la biosfera de la mariposa monarca era un excelente atractivo para quienes les apasiona el ecoturismo.

También es conocida como la región de la mariposa monarca, ubicada en el eje neovolcánico transversal de México; es una área protegida mediante ciertos programas gubernamentales que buscan conservar las especies que se encuentran allí así como las que llegan cada año, las mariposas monarcas.

Características generales de la reserva dela biosfera de la Biosfera en México 

Pese a que las partes bajas de la reserva dela biosfera de la mariposa monarca han sufrido modificaciones producto de la agricultura practicada por la población en las zonas rurales y urbanas aledañas; todavía se mantiene un ambiente excepcional en el lugar.

La región está cubierta por montañas que contienen una capa densa de bosques formados principalmente por encino, pino encino y oyamel. Asimismo aunque en menor proporción también se consiguen pequeñas porciones que contienen junípero, cedro y hermosas praderas

Este ecosistema que proporcionan los bosques de pino oyamel tiene influencia directa en el estado de conservación  de la reserva; también ha logrado hasta ahora ser el principal atrayente de millones de mariposas cada otoño quienes viajan en grupo alrededor de 4500 kilómetros desde Estados Unidos y Canadá huyendo de los climas invernales que atentan contra sus vidas.

Por un período de 5 meses dichos insectos forman congregaciones o colonias que se convierten en un espectáculo natural digno de admirar; y qué tanto locales como turistas lo denominan el fenómeno migratorio de la Monarca. La preferencia de esta mariposas por la reserva de la biosfera en México es el microclima y el abrigo que proporciona los árboles mencionados, que bien ellas aprovechan para refugiarse de las heladas y las lluvias invernales. 

Debido a que la conservación del ecosistema es tan primordial en este sitio, a lo largo de los años se han promulgado diferentes decretos por parte del gobierno mexicano; que pretenden mantener los bosques en óptimas condiciones para las mariposas. Tanto así que sólo se permite el aprovechamiento forestal en las áreas que rodean los tres núcleos principales; ya que en estas últimas está totalmente prohibido.

 Amenazas contra la reserva de la biosfera en México

Reserva de la biosfera

La reserva de la biosfera en México o Región de la Mariposa Monarca como también es conocida; es peligrosamente amenazada por una serie de actividades cuyos impactos son meramente negativos para dicho ecosistema. Esto a su vez, son hechos tan complejos que hacen disminuya la población de mariposas monarca.

Entre los principales causantes de estas situaciones, el ser humano ocupa el lugar número uno; pues son el uso de herbicidas y la deforestación algunas de esas amenazas que ponen en peligro la reserva de la biosfera. No obstante, el clima extremo también colabora para que los esfuerzos que se practican para conservar el lugar se pongan en peligro. 

Proteger la zona que se ha denominado patrimonio de la humanidad y que atrae a miles de turistas todos los años ya no es una tarea fácil; esto es evidente solo al poner la vista en el núcleo de la reserva. La tala ilegal es poca, pero aún así no deja de causar estragos y cada vez se empequeñece la cantidad de mariposas que llegan. 

Muchos expertos en el tema sostienen que el gran problema radica en que los proyectos de conservación que se aplican están enfocados solo en las mariposas monarca y no en conservar todo el ecosistema. 

 Colonias o Santuarios de la mariposa monarca

Para los años 2007 a 2009 la reserva de la biosfera de la mariposa monarca ya contaba con 8 de las 12 colonias que hay en México donde llegan para pasar el invierno las mariposas que vuelan desde Canadá y Estados Unidos. 

Estas 8 colonias o santuarios no están abiertos en su totalidad al público, sino solo 4 de ellos; los cuales han sido acomodados con la infraestructura adecuada para que las visitas de los turistas no entorpezcan el descanso de las mariposas. Estos santuarios llevan los siguientes nombres:

  • Sierra Chincua
  • La Mesa
  • El Capulín
  • El Rosario

Las otras 8 colonias no están en condiciones de servir como atractivo turístico, pues la presencia de seres humanos en el área  pone en peligros serios a las colonias de mariposas .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *